Televisión para los pibes: Zamba en las Malvinas

El CeId-TV realizó un análisis de la producción audiovisual “La asombrosa excursión de Zamba en las Islas Malvinas”, emitido en abril del 2013, con el objetivo de revelar las formas narrativas y estéticas a la hora de interpelar a niñas y niños, sobre un relato histórico tan sensible para la Argentina.

La “Asombrosa excursión de Zamba”, nació como un proyecto del canal Encuentro en 2010, para luego integrar la grilla del canal infantil Paka Paká. Si tenemos en cuenta el marco deLey de Servicios de Comunicación Audiovisual, que estableciera nuevas reglas de juego para el mercado comunicacional, junto a los relatos democratizadores que están impregnando los mecanismos que llevan a la implementación de la Televisión Digital Terrestre, esto nos conduce a pensar a la tv como un espacio participativo y de construcción ciudadana. De esta forma, no es erróneo ver a Zamba como un producto de una nueva televisión educativa, cultural y pública.

Zamba cuenta la historia de un niño formoseño que viaja en el tiempo para recorrer la historia argentina. Mediante cada excursión, vive aventuras extraordinarias tales como; conocer a San Martín –su héroe-, a quien acompañó en el Cruce de los Andes; también fue “a la carga” junto a Belgrano y el Ejército del Norte; descubrió que Sarmiento faltó alguna vez a la escuela y pasó miedo en el tren fantasma de las dictaduras.

Con una estética particular y una narrativa basada en el humor, música y mucha acción, el asombroso mundo de Zamba captó la atención de chicos y también de  grandes. Con una capacidad para acercar la historia de una manera nada convencional, Zamba protagoniza dos parques temáticos, un mega-musical y además, de una plataforma digital donde los chicos pueden interactuar con el “niño” formoseño.

El capítulo dedicado a las Malvinas es analizado en diversas facetas: una relacionada con lo narrativo y el contenido temático, otro vinculado a la dramaturgia, los personajes y los puntos de conflicto y tensión que de ellos se desprenden. Y por último, una faceta estética que da cuenta de la ambientación y recursos utilizados para construir el relato.

Explicar las causas de la guerra parece ser el objetivo prioritario del capítulo, incluso la historia es llevada hasta 1845 para su contextualización. Pero no todo se agota en una mera explicación histórica de los hechos, sino que se conjugan  valores y conceptos dignos de ser entendidos por los niños en pleno proceso de construcción de su ciudadanía.

La defensa de la soberanía nacional, el heroísmo de los soldados, la resistencia frente a la  injusticia y el reconocimiento de que, más allá, de lo justo de la causa, la guerra no era una buena solución, son valores que se destacan en la producción infantil. La idea de diálogo frente al conflicto es referenciada  continuamente, como por ejemplo, cuando Zamba interactúa con un niño inglés.

El diálogo como concepto imperante del relato, es fundamental para explicar la no violencia y la fuerza de la unión de los estados latinoamericanos para hacer valer los derechos de soberanía. Dejando en claro que ello no conlleva olvidar a cada veterano y caído en la guerra y afirmando de manera contundente “Las Malvinas son Argentinas”. 

Asimismo otro relato discursivo predominante gira en torno a la idea de una guerra en desigualdad de condiciones. Se puede ver una escena en la que “Chispa” (jefe de la escuadrilla argentina) y “Zamba” están en el avión, y no cuentan con el combustible necesario, motivo por el cual deben utilizar los paracaídas para aterrizar en las islas. Existe una discrepancia en relación a la preparación de los soldados, la vestimenta y las armas que poseen. Se utiliza como recurso metafórico, escenas en los que los combatientes argentinos se tiran al abismo, relato que visualiza la desigualdad en las condiciones que fueron llevados a la guerra, pero los iguala en la valentía de hacer frente al conflicto.

El análisis que centra la atención en la acción dramática, visibiliza los personajes y deja al descubierto los conflictos y puntos de tensión.Es interesante, observar como Zamba conoce esta parte de la historia de forma directa con sus protagonistas. No se lo cuenta la escuela, ni la maestra, ni sus padres, sino que la vive.

Un punto de conflicto interesante, se visualiza con el personaje de la Televisión,que aparece para mediatizar al presidente de facto, Leopoldo Galtieri, recreando, de forma animada, el discurso realizado el 10 de abril de 1982 en el balcón de la Casa Rosada. “Señores de Gran Bretaña, nosotros no les tenemos miedo, si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla”

El recurso estético del dibujo asociado, por un lado, al formato tipo comic y una estética de videojuego y, por otro, la utilización de colores vivos para captar la atención de los más pequeños, junto con los efectos sonoros y la música son parte central de la producción audiovisual. Los capítulos son cortos y la musicalización es funcional para mantener la atención de los niños, comprender y afianzar el relato histórico.

El viaje al tiempo es utilizado como estrategia para formalizar el asombroso viaje de Zamba a las Islas Malvinas. De excursión en Tecnópolis y al subirse a un avión, viaja en el tiempo y llega a las islas. La idea de ensueño prevalece  en todo momento, como recurso ficcional para recrear un suceso real. Con este viaje al pasado, Zamba no lleva información sino que la descubre y, de esta forma, la hace asombrosa.

Con el éxito de Zamba, surgieron algunas críticas vinculadas a un anacronismo que reduce la historia, descalifica la escuela y a los maestros. Se ríe de los próceres y los ridiculiza. Pero por sobre todo, cuenta un discurso oficial.  Zamba es un dibujo animado, porque ésa es una manera de llegar a los chicos. No es un libro de historia, es una ficción para niños en un canal público. Dentro de este género, se utiliza el humor, que permite desacralizar y exagerar rasgos característicos de cada prócer.

Lograr que los chicos lo vean obliga a negociar y poner ideas en tensión. A vincular a los niños con el conocimiento, la historia, la cultura y la ética a través de un dibujo. Esto es lo que se busca con la llamada “televisión educativa y cultural”. Interpelar a los niños como ciudadanos y no como meros consumidores, es reconocerle a la televisión un valor fundamental perdido, el de integrador social. Es hablar hoy, de una televisión cultural e inclusiva para nuestros “pibes”.  

A continuación, el informe completo: la_asombrosa_excursion_de_zamba_a_las_islas_malvinas.pdf