Entrega del título de Doctora Honoris Causa a Adriana Puiggrós

El Centro de Investigación en Comunicación, Industrias Culturales y Televisión estuvo presente durante la entrega del título de Doctora Honoris Causa por la Universidad Nacional de La Plata a Adriana Puiggrós, por su reconocida trayectoria como educadora, su ejercicio en distintos cargos como funcionaria y su defensa de la educación pública. La iniciativa partió de una propuesta elevada al Consejo Superior por parte de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social. La ceremonia se llevó a cabo en el edificio del Rectorado el miércoles 5 de julio, con la participación de autoridades universitarias, dirigentes sociales y políticos, estudiantes, no docentes, docentes e investigadores, entre otros.
El acto contó con la disertación del ex ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, la vicepresidenta del área Académica de la UNLP, Ana Barletta y la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Florencia Saintout.
En su conferencia Magistral, Adriana Puiggrós expresó que la ceremonia se trató de un acto colectivo. "Uno empieza a comprender que más allá de ser un individuo es un sujeto que forma parte de una comunidad, entonces al entender ese concepto, los pesos empiezan a hacerse mucho más livianos", destacó la educadora y dijo que el "sentido principal de este acto es la lucha en defensa de la Universidad Pública". A continuación hizo énfasis en la necesidad de una autonomía universitaria que sea responsable, "ligada al derecho universal a la igualdad de oportunidades y condiciones en el acceso, la permanencia, la graduación y el egreso en las distintas alternativas y trayectorias educativas de quienes han terminado la enseñanza secundaria o han adquirido conocimientos equivalentes habiendo cumplido 25 años, tal como lo establece la Ley 27.204 del 2015, que modifica a la Ley de Educación Superior de 1995, dictada durante el Gobierno de Menem".
Asimismo, Puiggrós llamó a rechazar cualquier barrera discriminatoria que pretenda reducir a la universidad argentina a una institución para las elites. Mencionó que la Argentina cuenta hoy con una amplia cantidad de instituciones de educación superior pero no así con una Ley que garantice la articulación de los institutos terciarios y las universidades, a nivel nacional y con sus pares latinoamericanos. "La Ley modificatoria 27.204 establece los principios básicos al respecto que han sido cuestionados desde posturas abiertas a los intereses del mercado, con interpretaciones liberales de la autonomía universitaria, que afortunadamente fueron rechazadas (...) La cuestión está próxima a llegar a la Suprema Corte. En el Congreso de la Nación esperan su tratamiento la Ley de financiamiento de la educación y también la de la investigación científica y tecnológica. No se trata de una cuestión menor sino de un tema estratégico, cuya resolución afectará a varias generaciones", expresó la educadora.
Por su parte, la doctora Florencia Saintout también se refirió al reconocimiento de Puiggrós como un hecho colectivo, por la defensa de la educación y en el marco de un tiempo en el que se renueva "el desafío de seguir luchando por una educación pública, una universidad que sea concebida como un derecho y no como un negocio o como una mercancía", y agregó que pensarlas como tales no implica solo al acceso, sino el derecho a tenerlas y recrearlas.
En este sentido, Saintout planteó "el desafío de construir una educación pública que no solamente sepa democratizar los saberes que son importantes para toda la sociedad, sino que a la hora que ingresen nuevas generaciones a las universidades, aquellos que están afuera también puedan ir ingresando otros saberes, otras experiencias y la universidad se siga transformando (...) Muchas veces en tiempos difíciles podemos tentarnos a cerrarnos sobre nosotros. Este es el momento en que más tenemos que abrirnos. Tenemos que pensar que las universidades no solamente tienen que ir a los barrios sino que tienen que ser de los barrios. No tienen solamente que recibir primeras generaciones de universitarios. Tienen que tener también profesores de los barrios".
Por otro lado, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, destacó la colaboración de Adriana Puiggrós en la pelea por la paritaria docente que se cerró en la Provincia de Buenos Aires, su rol como Directora General de Cultura y Educación de la Provincia y su labor en pos de la Ley de educación provincial, superadora en muchos aspectos a su análoga a nivel nacional. Asimismo, recordó la posibilidad certera de que la Ley incluyera en su articulado la enseñanza religiosa obligatoria en todas las escuelas de la provincia, sobre lo cual Puiggrós los alertó y alentó a movilizarse.
A continuación, Alberto Sileoni, reconoció la densidad académica de la trayectoria de la educadora, como quien ha inaugurado una mirada sobre el pensamiento pedagógico latinoamericano y además, en el contexto de estos tiempos extraordinarios, "tiene una profundidad para hablar de algunas cuestiones y una intuición para ver por dónde vienen algunos riesgos o posibles embates". En este sentido enfatizó en la necesidad de organizarse en defensa de la educación pública.
Por su parte, la secretaria general de Cetera, Sonia Alesso, expresó que el titulo de Doctora Honoris Causa reconoce el compromiso de una intelectual orgánica, que estuvo a la altura de su tiempo, en su desempeño en la función pública por la defensa de la educación. Asimismo, la vicepresidenta Académica de la UNLP, Ana Barletta, destacó el trabajo de Puiggrós en la elaboración del proyecto de la Ley de Implementación Efectiva de la Responsabilidad del Estado en la Educación Superior, que establece la gratuidad de los estudios superiores en todo el territorio nacional.