“Caza de brujas” para terminar con los “ñoquis”

A un mes de la gestión de Mauricio Macri como presidente, más de 12 mil trabajadores estatales han perdido su empleo y otros 60 mil contratos se encuentran en revisión. Este gobierno ha justificado su ajuste asegurando que todos los despedidos son ñoquis, personas contratadas por su militancia en el kirchnerismo. Frente a este discurso, dirigentes opositores, afectados por las medidas y algunos sindicatos, temen que este sea el principio de una oleada de recortes mucho más profundos, producto de una persecución política o la llamada en la jerga popular: “caza de brujas”.

Ver nota completa